Equinoterapia pasiva en el CRM Jesús de Nazaret

El pasado día 7 de marzo, el CRM Jesús de Nazaret recibió una inesperada visita con la que quedaron gratamente sorprendidos. Se presentó en nuestras instalaciones Enrique, un caballo enano, con el cual compartimos una divertida tarde cargada de emociones.

Enrique, tan diminuto y portentoso, logró despertar infinitas sensaciones en todos las personas que iban apareciendo en el patio del centro, todos querían acariciarle, mimarle, peinarle, pasearle… Seguro que nuestro huésped de honor percibió todo el cariño que los que viven en nuestro centro supieron brindarle.

Ahora, ellos ansían a volverle a ver y revivir una experiencia tan gratificante como la de esa tarde. Enrique cautivó los corazones de todo aquel que se acercó a él.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies