La persona responsable de Dirección no sólo es la carta de presentación, sino que, con sus habilidades y experiencia, mostrará que la convivencia residencial es una opción adecuada, una alternativa actual a los nuevos tiempos y circunstancias de la sociedad de hoy día.

Se ofrece un ámbito en el que todos debemos interactuar para cubrir las necesidades del mayor y proporcionarle unas condiciones dignas de vida.


Ello conlleva asumir un complejo conjunto de tareas, condicionándole los requisitos propios de la administración y las exigencias de los usuarios y/o familiares.


Ostenta la toma de decisiones en las actuaciones derivadas del funcionamiento y organización del centro residencial, así como la coordinación de las mismas para que los resultados sean exitosos y los beneficios obtenidos para los usuarios sean los esperados, todo ello en pro de su bienestar y calidad de vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies